inversion-inmobiliaria-estadisticas

Inversión inmobiliaria post COVID-19: ¿hay oportunidades?

La inversión inmobiliaria atravesó por un período de estancamiento durante el inicio de la pandemia por el COVID-19.

Ahora que el confinamiento ha cedido un poco, ¿cómo está el mercado inmobiliario? Más importante aún, ¿cómo será la inversión inmobiliaria en España post COVID?

Estos puntos los vamos a desarrollar a lo largo de este texto. ¡Quédate leyendo!

Estado del mercado inmobiliario antes de la pandemia

La crisis por el COVID-19 inició en el primer trimestre del año, así que la inversión inmobiliaria tuvo poco tiempo como para mostrar sólidos índices de rentabilidad.

Sin embargo, sí evolucionó lo suficiente como para predecir que el 2020 sería un buen año en esta industria.  

Ya que antes del estadillo de esta crisis sanitaria, las previsiones del mercado inmobiliario eran buenas. Se caracterizaban por pronosticar el crecimiento de los números con una tendencia positiva.

Algunos datos que respaldan que el 2020 traería frutos en la inversión inmobiliaria son los siguientes:

  • El sector de la construcción atravesaba por un buen momento. Crecimiento y solidez en la industria. Esto, antes de anunciarse el estado de alarma. Así se puede apreciar en una de las ediciones del Informe del Observatorio de la Vivienda y del Suelo, publicado por el Ministerio de Fomento.
  • El precio por metro cuadrado se elevó en un 1,5% interanual en enero de 2020. Igualmente, los préstamos hipotecarios para la compra de una vivienda también aumentaron considerablemente. Según información publicada por el Consejo General del Notariado. Aunque las compraventas registraron un descenso.
  • Respecto al año anterior, el precio del alquiler aumentó en un 3,5% en febrero de 2020 en Madrid. Lo que suponía una tendencia que podía mantenerse durante todo el año. Esto, según información compartida en Idealista.

En pocas palabras, antes de que estallara esta crisis, la inversión inmobiliaria en España mostró señales de que este año sería de buenos números.

Solo en los dos primeros meses se había incrementado el precio por metro cuadrado, las rentas y las construcciones. Muy buenos pronósticos para los inversores.

Cómo afectó la pandemia a la inversión inmobiliaria

La crisis por el coronavirus generó un efecto negativo en todos los sectores del mercado. El sector de la salud aún se encuentra reponiéndose de las pérdidas humanas.

En lo que respecta a la inversión inmobiliaria, la pandemia supuso la paralización del mercado en general.

Las oficinas tuvieron que cerrar sus puertas y los negocios operar desde casa. Aquellos que no lograron facturar lo suficiente como para mantener la renta, se vieron en la obligación de entregar sus espacios y pausar las operaciones.

Los inversores que estaban considerando la idea de realizar nuevas compras en el país, lo que suponía el alza de la economía nacional, tuvieron que cancelar sus proyectos. Las rentas fueron congeladas, las compraventas cayeron, se dictó la prohibición de intercambio comercial entre países, se pausaron los vuelos… El mercado se estancó.

La inversión inmobiliaria en España comenzó a registrar un declive.

El panorama positivo cambió por completo cuando se declaró el estado de alarma a nivel mundial. No solo era España la que estaba afrontando un escenario adverso, sino el mundo entero.

Entonces, ¿la inversión inmobiliaria volverá a activarse tras el COVID-19?

Hasta hace un par de semanas, el futuro de las transacciones inmobiliarias a corto y medio plazo era desalentador, basado en la incertidumbre. Sin embargo, ahora que el confinamiento ha cedido y los niveles de contagios también, un nuevo panorama ha surgido.

Qué se puede esperar de la inversión en inmuebles en España

Las previsiones cambiaron por completo, esto no lo podemos negar. Pero esto no supone que la inversión inmobiliaria no podrá reponerse. Todo lo contrario.

Este es el momento para reactivar la economía e idear nuevos planes que permitan alzar las operaciones y las transacciones inmobiliarias, sobre todo, los fondos de inversión.

Es importante tener en cuenta que, la industria inmobiliaria (y el mercado en general) depende de la economía. En este momento, la economía mundial está golpeada, y su recuperación será lenta, según los planes que emprenda cada nación.

Se puede presentar una recuperación en varios niveles, aunque solo son previsiones hechas por analistas:

  • Aceleración rápida de la economía. Al retomar las operaciones de la economía, el mercado inmobiliario entraría en alza en pocas semanas.
  • Recuperación a un ritmo pausado. Si bien la aceleración de la economía sería intermedia, la inversión inmobiliaria demoraría un par de meses en retomar la tendencia en alza que había registrado a inicio de año.
  • Reparación lenta. El proceso de recuperación sería escalonado a través del tiempo. Es el tipo de recuperación más factible, según los expertos.

Cómo será el nuevo inversor post COVID-19

Se prevé que la inversión inmobiliaria en España esté apuntada a dos tipos de propiedades: compra de pisos destinados al alquiler y compra (más reforma) de propiedades para su venta. Este último inversor apuesta por el sector de construcción, reformas y decoración.

Y es que el mercado inmobiliario continúa siendo competitivo, atractivo y lleno de oportunidades. En relación a esto último, algunas que destacan son las siguientes:

  • Nuevas exigencias en el consumidor común. El confinamiento obligó a las personas a permanecer más tiempo en casa. Este encierro forzoso puede traer un replanteamiento de la necesidad por más comodidades y amenidades.
  • Más tecnología y más digitalización. En relación al punto anterior, el confinamiento dejó entrever que las propiedades deben estar más adaptadas a esta era moderna y digital. La sociedad está basada en la tecnología, todo lo quiere hacer a través de ella. Por eso, esta tendencia cambiará el mercado.
  • Disminución de precios en compraventas. Las medidas económicas dictadas por el Gobierno sumadas a las tasas de desempleos podrían propiciar el descenso de los precios en compraventas. Tomando en cuenta que, al inicio del año mostraron índices de aumento.

La inversión inmobiliaria está en medio de una ola de cambios y oportunidades. Las variaciones que se produzcan en los próximos meses podrían dar paso a nuevos enfoques. Solo resta esperar su recuperación.